Refinerías cerraron 2016 operando solo a 30% de su capacidad instalada

La actividad refinadora del país registró su peor año en 2016 debido a las fallas y paralizaciones de las distintas plantas que integran las refinerías de Amuay, Cardón, Puerto La Cruz y El Palito que operaron a 30% promedio de su capacidad. “La capacidad instalada  de procesamiento de hidrocarburos es de 1,3 millones de barriles diarios. El año pasado apenas se produjo un promedio 400.000 barriles por día”, aseguró Iván Freites, directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela.

Esa caída, explicó el dirigente sindical, impactó significativamente las finanzas de Petróleos de Venezuela, que se vio obligada a importar gasolina y diesel para suplir el consumo interno. En condiciones normales, las refinerías cubren la demanda doméstica de combustibles de480.000 barriles al día, pero el año pasado aportaron 190.000 barriles.

Freites destacó que por la falta de divisas Pdvsa se ha visto imposibilitada de realizar las inversiones en el mantenimiento y reparación de las instalaciones. “Urge recuperar las refinerías y evitar una situación más crítica. Se requieren de inmediato 5 millardos de dólares para llevar la capacidad de refinación nacional a 60%”, sostuvo.

Las plantas catalítica y de alquilación que elaboran gasolina en la refinería El Palito, estado Carabobo, estuvieron paralizadas en 2016 sin que se avizore su reactivación a corto plazo este año. Esto imposibilita la producción de 80.000 barriles diarios del combustible que se exportan y consumen en el mercado interno. El Palito tiene una capacidad total de manufactura de 140.000 barriles al día.

De una capacidad instalada de 187.000 barriles diarios, la refinería de Puerto La Cruz, Anzoátegui, procesó n promedio de 90.000 barriles diarios, volumen que persiste en la actualidad. La planta hidrodesulfuradora está parada por problemas en un compresor y la unidad catalítica refina 4.000 de 14.000 barriles diarios de su capacidad.

El complejo refinador Paraguaná, Falcón, uno de los más grandes y diversificados del mundo no escapó al retroceso en la actividad industrial. La refinería de Cardón –con una capacidad instalada de 310.000 barriles al día- produjo 110.000 barriles diarios, promedio que se mantiene actualmente.

La planta catalítica el año se detuvo varias veces, lo que representó en promedio 8 meses de inactividad. En los períodos en los que hubo operaciones manufacturó un promedio de 75.000 barriles diarios. Las unidades de alquilación e hidrodesulfuradoras no funcionan desde 2016.

Solo una de dos hidrotratadoras está en servicio con una producción diaria de diesel de 35.000 barriles, mientras que el reformador de naftas estuvo 5 meses detenido el año pasado y ahora produce 30.000 de 45.000 barriles diarios de su capacidad.

La unidad de coquificación retardada procesó 30.000 de 60.000 barriles diarios de su capacidad. Cardón posee la única planta de aceites lubricantes, pero igual que el año pasado sigue paralizada su producción de 140.000 barriles al mes por falta de crudo parafínico.

En 2016 Amuay produjo en promedio 300.000 de 645.000 barriles por día de su capacidad instalada. Su planta catalítica, la más grande de Venezuela con 108.000 barriles al día de capacidad, produce 70.000 barriles. El flexicoque (64.000 barriles/día de capacidad) está parado desde enero del año pasado.

La unidad de coquificación retardada presenta problemas por lo que refina diariamente 14.000 de 34.000 barriles diarios de su capacidad. Las plantas destiladora 4, hidrodesulfuradoras, de azufre y alquilación siguen paradas igual que en 2016.


El Nacional

LaGranCiudad.net se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Comentarios