¿Cuál es el peor horario para almorzar si quieres perder peso?

almuerzo

Si almuerzas sin dejar de trabajar o sueles estirar el horario de comer, podrías estar en serios problemas si pretendías bajar de peso. Es que en un reciente estudio científico del American Journal of Clinical Nutrition, se publicaron los resultados de investigación sobre 1200 personas con sobrepeso y los resultados son sorprendentes.

Según el informe hay un horario específico del día en que si es elegido para almorzar, impacta en una menor pérdida de peso. El estudio encontró que almorzar luego de las 15 hs. puede ser menos saludable que hacerlo en horarios más cercanos al mediodía.

Las personas del relevamiento científico que almorzaron luego de las tres de la tarde perdieron menos peso en comparación con las personas que almorzaron horas antes.

Este trabajo se centró en examinar la proteína perilipina que se encuentra en las células humanas y es esencial para quemar grasa en todo el cuerpo. Quienes perdieron menos pesos tiene una variación genética específica de esa proteína. Sin embargo, el descubrimiento no se aplicaría sólo a personas obesas que esa configuración genética. Un trabajo similar publicado en el International Journal of Obesity en 2013 también encontró que almuerzo tarde se asocia con tener menos éxito al intentar bajar de peso.

¿Nuestro cuerpo está programado? La clave a esta pregunta se encuentra en los ciclos llamados “ritmos circadianos”. Estos rigen el sueño, pero también el sentir hambre, según explicó en el journal Marie-Pierre St-Onge, profesor asistente en la Universidad de Columbia.

St-Onge agregó: “Los ritmos circadianos controlan hasta la secreción de insulina en el cuerpo. Si está comiendo en un momento en que su cuerpo es menos sensible a la insulina, es posible que tenga más dificultades para movilizar grasas y perder peso”.


Contexto

LaGranCiudad.net se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Comentarios