Los Globos de Oro se rinden ante la magia de ‘La La Land’

Hay años en los que en los musicales es donde está el meollo del asunto. Sucedió en 2002 con ‘Chicago’, que se acabó llevando seis estatuillas doradas en los Oscar, y ahora ‘La La Land’ parece estar barruntando algo parecido. En los Globos de Oro fue la triunfadora indiscutible de la noche con un pleno histórico, siete de siete incluyendo el de mejor comedia o musical, más que ninguna otra película en la historia de la gala.

En realidad, fue un homenaje de principio a fin. Jimmy Fallon, el presentador designado para la edición número 74 de los galardones otorgados por la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, no optó por el clásico popurrí entre las cintas protagonistas de la noche, sino que se centró en los números musicales de la cinta de Damien Chazelle.

Replicó tres de ellos para comenzar el show, los más importantes del filme ambientado en Los Ángeles, como anticipo de la cascada de galardones que sucedió después. El musical se llevó incluso el premio a la mejor canción original por ‘City of Stars’, uno de los temas de su ya popular banda sonora, compuesta por Justin Hurwitz, y también ganadora del Globo de Oro en esa categoría.

Por su parte, tanto Ryan Gosling como Emma Stone, la pareja protagonista, hicieron lo propio con el premio a mejor interpretación por ‘La La Land’, siendo el de Gosling uno de los discursos más emotivos de la noche. Se acordó de la madre de sus dos hijas, Eva Mendes, y de su cuñado, Carlos Mendes, fallecido en abril del año pasado tras una larga lucha contra el cáncer.

 


Acto seguido, el promotor de la cinta de la noche, Damien Chazelle, subió a recoger el premio al mejor guión original, uno de los que no tenía seguro, de acuerdo a las apuestas. También se llevó a casa el galardón de mejor director, sentando las bases de su candidatura al Oscar y ayudando a dejar atrás el anterior récord, en manos de Jack Nicholson y el resto del equipo de ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’, de 1975, que se hizo con seis Globos de Oro.

Tanto protagonismo dejó en un segundo plano el que pretendía ser el premio de la edición celebrada en el hotel Beverly Hilton, el de mejor drama. ‘Moonlight’ se salvó a última hora de irse de vacío pese a sus seis nominaciones.

Casey Affleck también salvó las muebles para ‘Manchester by the Sea’ con su premio como mejor actor de drama. El hermano de Ben Affleck parece un serio aspirante al Oscar.

En cuanto a la sorpresa de la velada, la protagonizó Isabelle Huppert, protagonista de la francesa ‘Elle’, que además fue la ganadora del premio a mejor película extranjera.

En el ámbito televisivo, una vez más ‘Juego de tronos’ se quedó sin su Globo de Oro como mejor drama del año, un galardón que fue a parar a ‘The Crown’, una producción de Netflix sobre la familia real británica. A Claire Foy, la protagonista de la serie, le correspondió el galardón como mejor actriz.

 

En cuanto a la mejor comedia para la pequeña pantalla, ‘Atlanta’ se llevó el honor, la gran favorita haciendo buenos algunos pronósticos sobre el gusto de la Asociación de Prensa Extranjera de decantarse por una serie debutante.

Sarah Paulson, con su premio como mejor actriz por su papel en ‘The People vs. O.J. Simpson’, ayudó a destacar la importante noche para la serie protagonizada por Cuba Gooding Jr., que se hizo con dos distinciones.

Y como era de esperar, fue una noche de reivindicaciones políticas con la figura de Donald Trump como protagonista implícito. Meryl Streep descargó de forma indirecta contra el republicano al recibir el premio Cecil B. Demille a toda su carrera, pidiendo ayuda a los periodistas a frenar al nuevo gobierno desde Washington y alabando la diversidad de Hollywood, en contra de los aires de xenofobia que han surgido a raíz de la campaña presidencial. Fue una ceremonia bastante completa y rotunda para la película del momento, ‘La La Land’.


El Mundo

LaGranCiudad.net se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Comentarios