Las peor vestidas de los Globos de Oro 2017

A pocas horas de concluir el evento de premiación de los Globos de Oro 2017, ya las páginas especializadas en moda dan su veredicto sobre los aciertos y desaciertos de las estrellas y sus vestimentas.

Para los entendidos, no importa el vestido o el diseñador, cuando la pieza no es acorde con la contextura física, no se ajusta y realza la belleza de cada mujer o si el tono no es el adecuado o el estilismo arruina la pieza. No todo fue perfecto en la noche de los Globos de Oro 2017.

Drew Barrymore de Monique Lhuillier

Aunque algunas páginas como eju.tv alabaron el atuendo de Drew Barrymore, otras como trendencias.com afirmaron que la actriz no consiguió salir victoriosa de la alfombra roja con ese diseño tableado de Monique Lhuillier que le daba demasiado volumen en la cintura y muy poco en el pecho. El estilismo tampoco fue favorecedor, ya que le dio un aspecto muy desordenado y el maquillaje la hizo lucir cansada y con más edad.

Michelle Williams de Louis Vuitton

Por supuesto, la protagonista de la nueva campaña de Louis Vuitton no podía ir vestida por otra firma. Muchos coincidieron en comentar que, aunque la marca tiene diseños preciosos, el que lució Michelle Williams no lo es. El escote, el torchón y el chocker con lazada, no estuvieron a la altura de la bella actriz.

Kerry Washington de Dolce&Gabanna

Kerry Washington no tuvo su mejor acierto con la selección de Dolce&Gabanna que lució. El medio cinturón en el lateral, las mechas en el pelo, el uso excesivo de dorado, todo fue objeto de las críticas. Sobre todo el largo del vestido, que según parece, originalmente era hasta el piso y a última hora la actriz decidió cortarlo.

Janelle Monae de Armani

La actriz de Figuras Ocultas se presentó en la alfombra roja de los Globos de Oro con un Armani que ella misma diseñó con ayuda de su estilista personal. Desde luego, la fortaleza de Janelle es sin duda alguna la actuación, pero su atuendo fue catalogado como digno de los tiempos oscuros de Lady Gaga.

Zoe Saldana de Gucci

A medio camino entre un personaje de La casa de la pradera y una señora del sur de Mississippi en el siglo XIX, así fue descrito el atuendo de Gucci de Zoe Saldana. Demasiados volantes, demasiados lazos, demasiada tela y demasiados rosas. Saldana pecó de acaparadora, llevó demasiado de todo y el exceso le pasó factura.

Anna Chlumsky de Roland Mouret

Muchos la recordarán por su inolvidable papel en la película Mi chica. Anna Chlumsky ha estado alejada de los focos durante mucho tiempo y tal vez esa ausencia le jugó una mala pasada, porque según los expertos ella “no supo escoger bien su estilismo. Se atrevió con el verde, el color de la temporada, pero el corte y la forma no le ajustaba al pecho, no le resaltaba el cuerpo y le caía como un auténtico saco”, reseña trendencias.com.

Carrie Underwood de Iris Serban

¿Es un cupcake? ¿Es un pastel de bodas? Con esas preguntas fue cuestionado el vestido de Carrie Underwood. El diseño en rosa pastel de la temporada de otoño de Iris Serban le sentó bien a su silueta, pero ese cuerpo lleno de flores y volantes fue demasiado.

Monica Bellucci de Ralph Lauren

Monica Bellucci es una de las mujeres más sexys del planeta, con una elegancia italiana que es la envidia de cualquiera, pero durante la entrega de los Globos de Oro 2017, lució “totalmente dark”. Ese diseño en negro de Ralph Lauren con volantes y volúmenes en los hombros, le ganó el apodo de “la versión moderna de Morticia Adams”.

Sarah Jessica Parker de Vera Wang

El atuendo de Sarah Jessica Parker no tuvo medias tintas, algunos lo amaron y otros lo odiaron. En este caso la página trendencias.com elogió el vestido y el estilismo en conjunto. “ella eligió un maravillo y gigante vestido de color blanco, con un gran escote en la espalda, unas mangas caídas y una gran falda con cola. En la cintura una fina tira de twitter le aporta el brillo necesario. El recogido (peinado) vuelve a ser original y divertido”. Otros pensaron, sin embargo, que la Parker trató de imitar u homenajear a Carrie Fisher.

Nicole Kidman de Alexander McQueen

Otra muy criticada e igualmente elogiada fue Nicole Kidman. Todos coincidieron al afirmar que su elección de Alexander McQueen fue “arriesgada”. El vestido semi-transparente plateado de tirantes, mangas caídas transparentes y cola de tul blanca, no pasó desapercibido. La llamaron Reina de las Nieves y algunos acotaron que su estilismo y maquillaje no combinó con el atuendo.

Sophie Turner de Louis Vuitton

El incomprendido de la noche fue el vestido de Sophie Turner. Aunque Turner suele estar impecable y glamorosa en las alfombras rojas, su vestido de Louis Vuitton dejó sin palabras a muchos, las preguntas fueron ¿por qué las hombreras? ¿Cómo combina la malla con el plástico? La asimetría y corte underground del traje no cautivo, aunque la belleza de la actriz se dejó ver de todas maneras.

LaGranCiudad.net se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Comentarios