Juez y familiares del caso “El Inca” al fin vieron la película, pero no hicieron comentarios

El juez Salvador Mata García ordenó a todas las partes asistir este jueves a la exhibición del filme. Familiares y representantes de Fiscalia, Ministerio Público, abogados de la productora, psicólogos y gremios de cine estuvieron presentes

Luego de tres semanas de haberse dictado las medidas preventivas y cautelares contra la película “El Inca” -basada en la vida del boxeador venezolano Edwin “El Inca” Valero-, y las cuales provocaron la suspensión de la proyección en todas las salas de cine del país, así como la eliminación de todo tipo de publicidad del filme, no fue sino hasta este jueves 5 de enero de 2017 cuando los familiares del pugilista y el juez Salvador Mata García, vieron la película cuyos contenidos han puesto en tela de “prejuicio” y han llevado al terreno de la querella legal.

Este jueves, a las 10:30 de la mañana, en la sala 2 de Cines Unidos del Centro Comercial Sambil, se encontraron el juez Mata Garcia y algunos familiares del boxeador, quienes introdujeron el Recurso de Amparo ante el Tribunal Segundo de Primera Instancia del Circuito Judicial de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del Área Metropolitana. El objetivo de la cita: ver por primera vez la película dirigida por el cineasta venezolano Ignacio Castillo Cottin y producida por Nathalie Sar-Shalom y la empresa Pa’ los Panas Producciones.

Esta proyección privada de la película “El Inca” fue ordenada por el juez Mata García el pasado 26 de diciembre, cuando debía celebrarse la audiencia constitucional por ley. Sin embargo, ese día no se pudo realizar la misma, puesto que ninguna de las partes “querellantes” -el juez, los familiares del pugilista, los representantes del Ministerio Público ni los de Defensoría del Pueblo- habían visto la película. Tomando en cuenta este “detalle” fundamental para poder “enjuiciar” la obra, el juez ordenó convocar a la proyección de este jueves.

Asimismo estuvieron presentes en esta proyección ordenada por el Tribunal que lleva el caso, representantes de la Fiscalia, otros por la Defensoría Pública y un equipo multidisciplinario convocado por el juez en el que figuraron un psicólogo, un sociólogo y un trabajador social. Además, asistieron representantes de gremios cinematográficos venezolanos y del Centro Nacional de Autores Cinematográficos (Cnac) como fiscales del proceso de visualización. Por supuesto estuvieron presentes los abogados Bernardo Pulido, Carlos Ayala y Rafael Chavero acompañados de Castillo Cottin y Sar-Shalom.

Será entre este viernes y lunes próximos cuando se conocerá la fecha cuando se realizará la audiencia constitucional, ahora que todos los involucrados en el juicio han visto el filme, cuya abrupta salida de la cartelera cinematográfica causa un daño significativo a los productores de la cinta, quienes han calificado la medida y todo el caso como “censura previa a la libertad de expresión”.

Sin hacer absolutamente comentario alguno, los involucrados que asistieron a la proyección no hicieron comentario alguno. Mientras que Ignacio Castillo Cottin y Nathalie Sar-Shalom esperan que muy pronto les sean levantadas todas las medidas contra la película y se les restituya su master original, sus copias y por supuesto la libertad de poder volver a proyectarla en todas las salas de cine del país.


 

LaGranCiudad.net se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Comentarios