Presencia de colectivos impidió sesión de la AN en el Hospital Vargas

Foto: Osmary Hernandez


Colectivos armados, identificados con el Gobierno de Nicolás Maduro, asaltaron la Escuela de Medicina José María Vargas de la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde este martes está previsto que se realice una sesión ordinaria de la Asamblea Nacional para debatir la crisis en el sector salud.

El diputado José Manuel Olivares detalló que los sujetos se encuentran aún en las instalaciones del centro hospitalario, donde han robado equipos, golpeado al personal médico y a los estudiantes de medicina, y mantienen secuestrado a dos técnicos de canal Capitolio TV que estaban en el lugar preparando la transmisión para la sesión ordinaria.

“Un grupo de 60 individuos armados se encuentran destruyendo la Escuela de Medicina José María Vargas. Un grupo de violentos, enviados por Nicolás Maduro que es el único responsable de lo que está pasando y que incita a la violencia, se encuentran destruyendo la primera Escuela de Medicina de este país”, declaró Olivares a las afueras de la sede del Parlamento.

Pese a la situación, el parlamentario ratificó que sí se realizará la sesión legislativa al tiempo de reprochar que no hay presencia de funcionarios de seguridad.

“Mandan grupos violentos y no de seguridad, con eso da entender quién está detrás de la violencia, quién se beneficia de que la Asamblea no sesione, responsabilizamos a Nicolás Maduro de los destrozos y los heridos”, agregó.

Un estudiante de medicina resultó herido y pudo ser desalojado del recinto hospitalario, precisó el diputado.

“Salgan de Miraflores, del TSJ, del lujo de los escoltas y salgan a encontrarse con los ciudadanos, con el país de verdad y no de fantasía”, pidió Olivares a los representantes del Ejecutivo ante este ataque al cento hospitalario, uno de los principales de la capital venezolana.

 


 

LaGranCiudad.net se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Comentarios