Corporación de Salud de Miranda: Cómo limpiar la casa en escasez

LIMPIEZASS

El racionamiento de agua, aunado a la ausencia de productos de limpieza e higiene es caldo de cultivo para que enfermedades de la piel, parasitarias y cuadros diarreicos aparezcan, así lo afirmó Miguel Viscuña, director de Epidemiología de la Corporación de Salud de Miranda.

“Si a la escasez de agua se le suma el poco acceso a los productos de higiene personal,  está provocando brotes de enfermedades dermatológicas como la escabiosis”, señaló el galeno en un comunicado.

Pero ¿qué se puede hacer para tener espacios limpios con pocos recursos? Mariángel Paolini, química, tecnóloga de alimentos y creadora de Cocina Segura, afirma que nada como el jabón y detergente para mantener a raya las bacterias.

Sin embargo, explica que lo importante es mantener los hábitos de limpieza. “Es importante el lavado de manos antes, durante y después de manipular los alimentos. Es la única manera de evitar la contaminación cruzada. También al lavar los platos con agua y jabón si éstos se secan con un trapo sucio se ha perdido el trabajo. No se debe dejar residuos en ellos ya que ataren chiripas. Mantener la limpieza es clave, dejar residuos en mesones, platos, piso, es atraer insectos que van a pasar por ahí y eventualmente eso es un vector que trae enfermedades”.

Paolini señala que debido al poco acceso a detergentes y lavaplatos que se tiene muchas personas están optando en diluirlos con agua para que de esa manera rindan un poco más. Pero eso disminuye el poder de acción de estos productos.

“Estamos en una etapa crítica de ausencia de buenos productos, pero al diluirlos se les quita el poder de acción, no arranca la grasa como debería y no se remueven bien los residuos”, comenta.

Para aquellas personas que optan por limpiar con alcohol y gel antibacterial, la profesional de la química explica que  el alcohol isopropílico –el que venden en farmacias– no sirve para limpiar superficies. “Con el alcohol pasa algo bien particular. El alcohol fija bacterias, si el piso o la mesa están contaminados y no hay remoción de suciedad, el alcohol fija más las bacterias. Lo mismo pasa con el gel antibacterial, pensamos que va a limpiar y no es así, el gel no sustituye el lavado de manos”.

En cuanto al uso del cloro para desinfectar y limpiar, Paolini dice que sí sirve y que tiene  bastante poder de limpieza.

“Es uno de los principales agentes desinfectantes. Sin embargo, en estos momentos lo que se está consiguiendo son soluciones jabonosas a base de cloro. Tienen poder desinfectante, sin embargo, no son tan potentes como el cloro, aunque sí eliminan la suciedad y la grasa. Su poder limpiador varía depende de la marca”, apunta Paolini.

Para lavar la ropa

En cuanto a las prendas de vestir, la también tecnóloga señala que no hay nada mejor para  limpiarlas que el detergente especial para lavar ropa.

“Lo ideal es usar detergente para ropa que es más suave que el que se usa para limpiar. Muchas dermatitis por contacto pueden ser consecuencia de lo abrasivo de los detergentes”, señala.

Explica que un detergente “limpiatodo” se puede diluir para lavar ropa, pero al no tener el valor de la solución lo más común es que se haga al ojo y no tiene la misma potencia o efectividad que si se diluye correctamente.

Igualmente el uso del bicarbonato como agente limpiador puede ser una opción, pero adivierte Paolini que aunque sirve no crea una barrera protectora que perdure, ni es tan efectivo como cualquier detergente químico ya alrededor de una hora pierde las propiedades contra las bacterias.


EU

LaGranCiudad.net se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Comentarios