¿Por qué cenar temprano sería la clave para la pérdida de peso?

cena

Se la llama “alimentación temprana con restricción de tiempo” (ETRF, por sus siglas en inglés). Es el proceso por el cual la gente come su última comida a mediados de la tarde y no vuelve a comer hasta el desayuno de la mañana siguiente. Un reciente trabajo científico considera que existe relación entre el horario en el que se acostumbra a cenar y el procesamiento de grasas y carbohidratos.

Según una investigación presentada días atrás en la ObesityWeek 2016, organizada por la Obesity Society Annual Meeting, en la ciudad de Nueva Orleans, Estados Unidos, se encontró que la alimentación temprana con restricción de tiempo redujo las oscilaciones en el hambre y alteró los patrones de quema de grasas y carbohidratos, lo que puede ayudar a perder peso.

El doctor Courtney Peterson, quien dirigió el estudio en el Pennington Biomedical Research Center explicó porqué sería recomendable cenar, por ejemplo, a las 18 o 19 horas de la tarde. “Comer una cena muy temprano, o incluso saltar la cena, puede tener algunos beneficios para perder peso. El cuerpo tiene un reloj interno, y muchos aspectos del metabolismo están en su funcionamiento óptimo en la mañana. Por lo tanto, comer en alineación con el reloj circadiano del cuerpo puede influir positivamente en la salud, y este nuevo estudio de ETRF muestra que esto también se aplica al metabolismo”, explicó.

El equipo dirigido por Peterson evaluó a 11 hombres y mujeres con exceso de peso durante cuatro días con un horario reducido de comidas, mientras que también los evaluaron durante otros cuatros días pero con un horario normal en donde la cena comenzó a las 20 horas. Los investigadores encontraron que se redujo las oscilaciones diarias de hambre y aumentó la quema de grasa durante varias horas por la noche. También mejoró la flexibilidad metabólica, que es la capacidad del cuerpo para cambiar entre la quema de carbohidratos y grasas. Si eTRF ayuda con la pérdida de peso o mejora otros aspectos de la salud todavía se desconoce.

“Con investigaciones adicionales sobre la alimentación restringida a temprana edad en humanos, podremos saber si este método innovador puede ayudar a prevenir y tratar la obesidad”, añadió por último el doctor Dale Schoeller, vocero de la Obesity Society.

Esta información se suma a otro reciente estudio de la European Journal of Clinical Nutrition, a través del cual se sostiene que la privación del sueño puede provocar que las personas consuman más calorías durante el día siguiente.


Contexto

LaGranCiudad.net se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Comentarios